Para tener un rostro radiante necesitas Alphea

Para tener un rostro radiante necesitas Alphea

Limpiar la piel tiene que ser una tarea diaria incluso aunque no te maquilles, la polución, la crema hidratante crea una barrera en la piel en la que no deja respirar los poros y da una tonalidad gris a la piel. Además cada cierto tiempo, es necesario realizarse una limpieza facial más profunda para eliminar las células muertas, espinillas y tonificar la piel para dar luminosidad,  brillo y elasticidad. Si tu piel está bien cuidada con una vez al año es suficiente pero si tienes una piel sensible, seca, con acné etc puede que necesites una limpieza facial profunda cada 2 meses.


El tratamiento facial en un centro de estética suele ser más profundo, dura más tiempo, accede a zonas que tu sola no llegas, sus productos son exclusivos y el resultado se refleja en el rostro.

Pasos a seguir para una limpieza de cutis profesional

La duración de cada sesión es de 50 – 60 minutos en un ambiente de relax. El tratamiento consta de los siguientes pasos:

• Limpieza facial. Antes de empezar hay que hacer un diagnóstico del tipo de piel para elegir el mejor tratamiento. Con los productos cosméticos idóneos se desmaquilla, se exfolia, se tonifica la piel.
• Peeling. Después se realiza una vaporización o peeling para preparar la piel y poder extraer los puntos negros e impurezas.
• Masaje facial. Cuando la piel está libre de impurezas es importante realizar un masaje para cerrar los poros y tonificar la piel.
• Mascarilla hidratante. Una vez preparada la piel se le aplicará una mascarilla con los nutrientes y vitaminas necesarias para que la piel luzca sana.

Recuerda que para tener una piel tersa y sana es importante que diariamente trates tu cutis con tratamientos adecuados a tus características de piel y que cada cierto tiempo te hagan un tratamiento facial profesional. 

Comentarios

Responder